Just another WordPress.com site

Archivo para enero, 2012

¡¿Dónde me quejo?!

Las redes sociales han revolucionado al mundo entero y por tanto, han sido muchas las empresas que han tenido visión de futuro y se han dado cuenta  de que era un nicho importante de fieles y potenciales clientes al que había que atender.

Por ser una dinámica nueva de Producto-consumidor surgieron las figuras del Social Media Manager y el Community Manager para, a partir de toda la información que por las redes sociales se podía generar (mayoritariamente quejas), intentar crear una estrategia que canalizara y que le fuera útil a la empresa.

Es así como se han visto exitosísimos casos de Community Management como el de Starbucks Coffee (con twitter, facebook, blog, canal youtube), donde el trabajo constante y dedicado de su equipo de Marketing Online ha creado un vínculo con sus clientes para otorgarles la confianza de que digan lo que quieran. Además  han sabido crear estrategias (como las “catas de café” gratuitas para sus seguidores) que buscan crear un cliente cautivo y satisfecho.

Creo que un factor fundamental para el éxito o fracaso de las proyecciones de imagen de marca y las estrategias comerciales digitales es que la responsabilidad recaiga sobre los hombros de algún profesional de la Comunicación. Aunque pueda sonar excluyente, solamente un comunicólogo sabrá por dónde y cómo ir en momentos de crisis y de qué manera puede ser más fácil llegar a lo que se quiere.

Considero que el gran aporte de las redes sociales a las empresas, además del acercamiento que se tiene con el cliente, es la disposición a resolverle los problemas que se le puedan presentar a alguien que compre tu producto. Si se queja, atiéndelo y resuelve su problema. Si fue bien atendido seguramente volverá, y si cuentas con suerte, te recomendará.

Anuncios

“Delirio” de Laura Restrepo : Intrigante y cautivadora

“Delirio” de Laura Restrepo cuenta la historia de Agustina y Aguilar, un matrimonio muy particular. Ella, muy débil psicológicamente, un buen día aparece en una habitación de hotel sin saber cómo llegó allí. Aguilar la va a buscar y decide reconstruir todo lo que le pudo haber pasado a su esposa.

De una manera magistral, la escritora va hilvanando una historia de narración alterna que te cuenta el presente de Agustina y Aguilar, su pasado más lejano en el cual aparecen el Midas McAlister y el abuelo Portilinus, y al mismo tiempo te va mostrando cómo era la Colombia de los años 90, manejada por el narcotráfico y personificada, en la novela y en la realidad, por el inefable Pablo Escobar.

La historia está llena de suspenso e intriga. Cada capítulo que pasa te hace querer saber qué fue lo que le pasó a Agustina. Además muestra crudamente todos los manejos, redes y conexiones en los que estaban inmersos el narcotráfico y las familias más poderosas de Colombia.

Aunque la novela va engranando todos los elementos necesarios para el gran desenlace, en mi opinión, se queda flojo, sin impacto y no llena todas las expectativas creadas. Tal vez como lector me esperaba más, y estaba exigiendo demasiado, o tal vez mi capacidad de sorpresa puede ser poca, pero creo que el giro dramático no es lo suficientemente impactante para satisfacer la magnífica narración que traía la novela.

También extrañé el estilo fresco, cotidiano y hasta cómico que había caracterizado a Laura Restrepo en alguna de sus obras anteriores como “Leopardo al Sol” o “Dulce Compañía”.

Sin embargo, “Delirio” es una novela bastante recomendable. Amena y misteriosa. No por nada ganó el Premio Alfaguara en el 2004.

Lisboa: Acogedora y Sombría

Ya que en Barcelona son muy pocas las celebraciones grandes o públicas que realiza la ciudad, decidimos buscar un destino relativamente barato y atractivo turísticamente, y nos encontramos con Lisboa.

La capital portuguesa tiene en su haber muchísima historia que mostrar al mundo. La Praça do Comerço, Avenida Liberdade, la Torre de Belem, el Parque de las Naciones, el Castillo de San Jorge y muchos otros son los sitios que hay que visitar obligatoriamente en Lisboa.

Para hacerlo, se cuenta con un curioso metro (más pequeño que los rieles), o con líneas de autobuses bastante bien comunicadas. Además cuentan con tranvías que llegan a casi toda los sitios de la empinada ciudad.

Si quieres experimentar cosas nuevas, los GoCar son una muy buena opción para recorrer la ciudad. Llevan GPS que te va explicando todo, y puedes meterte por sitios recónditos que tal vez a pie no podrías conocer.

También puedes montarte en el teleférico de Parque de las Naciones para obtener una vista panorámica de Lisboa. O si te sobra tiempo, puedes tomar un barco e irte al otro lado de la península.

A pesar de que es una ciudad completamente preparada para el turismo que recibe, hay muchas zonas abandonadas (que presumo que se deben a la crisis económica actual por la que atraviesa Portugal) . A veces pareciera que la ciudad estuviese saliendo de una guerra: nadie en las calles, sin luces, y con aspecto fantasmagórico.

Sin embargo, también hay zonas bastante movidas como el Barrio Alto que es donde se concentra la mayoría de la fiesta de la ciudad. Si eres amante de tomarte algo tranquilamente, y estar paseando de sitio en sitio, el Barrio Alto debe ser tu elección. Abunda la onda hippie y perroflautística.

Lisboa es el ejemplo perfecto del porqué dicen que la Unión Europea camina a varias velocidades. Por ahora, la capital lusa va en la cola, pero ojalá salga pronto y pueda estar a la vanguardia. Ese debería ser el reto.

Blogs: ¿La nueva trinchera de los opinadores de oficio?

Definitivamente los blogs se han convertido en la nueva manera “especializada” de comunicación en cuanto al mundo digital se refiere.

Es cada vez más común seguir el blog de alguien que te gusta sobre determinado tema, y generalmente porque ese bloguero  domina el tema y suele dar opiniones dignas de admiración. 

Aunque, en mi opinión, con la aparición de la redes sociales , el blog había ido desapareciendo poco a poco, últimamente ha ganado bastante terreno como alternativa de comunicación, o también como una manera de adquirir conocimientos por parte de los lectores sobre un tema específico.

También creo que el máximo reto de los bloggers es lograr crear a un público cautivo, al que le guste tu estilo, que esté pendiente de si actualizaste el blog, y con que el puedas polemizar y debatir.

Sería bastante arriesgado decir que las columnas de los periódicos desaparecerán, pero si lo hacen, el blog será el perfecto refugio de los opinadores y críticos de oficio.

 

Los Miserables: Desborde de talento

Una muestra de cómo hacer teatro musical de buena calidad se ejemplifica perfectamente en la obra “Los Miserables” que se está presentando actualmente en el Barcelona Teatre Musical.

La historia basada en la obra del mismo nombre de Víctor Hugo es llevada a cabo magistralmente por el reparto encabezado por Gerónimo Rauch, en el personaje de Jean Valjean. Su potente voz llena por completo el escenario y coloca el listón bastante alto para el resto del reparto.

La función se divide en dos grandes actos. El primero te presenta a los personajes, y del mismo destacan Enrique del Portal y Eva Diago representando al matrimonio Thenardier, con el que el público se ríe y relaja en una historia mayoritariamente dramática. El segundo, un poco más lento, deja que Lydia Fairen (para mí, la mejor voz de todo el musical) se destaque con su personaje de Eponine. Este acto tal vez se hace tedioso porque existen demasiadas canciones dramáticas juntas y hay veces donde el público necesita un respiro.

Es la primera vez que asisto a un musical donde todos los diálogos son cantados y aunque pensé que representaría un problema, poco a poco me fui adaptando y la historia me fue llevando sola hasta olvidarme de aquello.

El impresionante montaje de la obra, los vestuarios, y la orquesta, hacen que te sientas orgulloso de estar presenciando un gran ESPECTÁCULO (así, en mayúsculas).